Callejones románticos y ambiente de la Selva Negra en Friburgo

La ciudad más meridional de Alemania, Friburgo, destaca por sus edificios históricos, sus verdes parques, su propia colina del castillo y sus acogedores restaurantes. Friburgo de Brisgovia es una de las ciudades más románticas de Alemania, sobre todo por su arquitectura histórica bien conservada. Las antiguas entradas de la ciudad, la Martinstor en la Kaiser-Josef-Strasse y la Schwabentor en el barrio de los bares, se han conservado en un estado ejemplar. Un carril cubierto de glicinas de floración púrpura en primavera conduce a esta última. Pequeños arroyos atraviesan el casco antiguo de Friburgo. La torre gótica de la catedral de Friburgo no puede pasarse por alto. Vida urbana en medio de la vegetación En el parque Colombi, cerca de la estación de tren, a un paso de IntercityHotel Friburgo, incluso crece el vino. Para la degustación de vinos, vale la pena detenerse en el tradicional restaurante Kleiner Meyerhof, a pocos pasos de la zona verde. Desde el amplio parque de la ciudad, un funicular sube al Schlossberg, desde donde se puede contemplar la Selva Negra.

Aparcamiento
Tren
Vuelo
Coche de alquiler & Chauffeur