Rostock, una ciudad de impresionantes contrastes

Rostock sigue destilando el ambiente histórico de la época hanseática y, sin embargo, es una ciudad moderna. La vida palpita en la localidad costera de Warnemünde. Los edificios góticos de ladrillo del norte de Alemania dominan el casco antiguo en el centro de Rostock. No se pierda el encantador desfile de figuras a las 12 del mediodía o a medianoche en el reloj astronómico de la iglesia gótica de St. Marien. A lo largo de las antiguas casas de los mercaderes llegará al ayuntamiento, uno de los edificios seculares de ladrillo más notables de la región del Báltico. Las puertas medievales de la ciudad y las casas de pesaje incrustadas en la histórica muralla de defensa son testigos de los prósperos tiempos de la Liga Hanseática. Desde el InterCityHotel Rostock salen tranvías y autobuses en todas las direcciones. Warnemünde, la perla de Rostock El famoso puerto y estación balnearia de Warnemünde, que forma parte de la ciudad hanseática de Mecklemburgo, Rostock, es el lugar donde llegan los grandes cruceros. Los entusiastas de los deportes acuáticos y los amantes del sol retozan en la playa de arena del Mar Báltico. El amplio paseo marítimo y el Alte Strom invitan a pasear por el aire salado del mar.

Aparcamiento
Tren
Vuelo
Coche de alquiler & Chauffeur