Aparcamiento
    Tren
    Vuelo

    Zúrich, encantadora y polifacética

    La diversidad de Zúrich abarca desde una cultura apasionante y una arquitectura versátil hasta un ambiente romántico, vistas impresionantes, hermosos parques y también una excelente cerveza suiza. En definitiva, este destino ofrece algo para todos los gustos:

    Entre los monumentos más famosos de Zúrich se encuentra el casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992. Sus estrechas calles están flanqueadas por casas de entramado de madera muy bien conservadas. Aquí también podrá admirar tesoros históricos como la magnífica iglesia de San Pedro, con su famoso reloj, o la imponente catedral de Grossmünster.

    Además, la ciudad más grande de Suiza ofrece una vibrante escena artística con la Kunsthaus Zürich, que alberga una impresionante colección de obras maestras. El arte tradicional y moderno puede experimentarse en los numerosos museos y galerías. Además, en Zúrich se celebran diversos actos culturales y festivales a lo largo del año.

    La vida nocturna de Zúrich es animada, con bares y discotecas de moda que ofrecen entretenimiento. En este punto, cabe mencionar también la cultura cervecera suiza: disfrute de una cerveza suiza bien fría.

    También hay oasis verdes en Zúrich: por ejemplo, relájese en el hermoso lago de Zúrich o visite el Zürichberg, una colina desde la que podrá disfrutar de una hermosa vista de la ciudad. Con un paseo en barco por el lago de Zúrich, podrá explorar relajadamente desde el agua la polifacética metrópolis suiza.

    Kloten se encuentra cerca de Zúrich, así como del aeropuerto internacional de la ciudad. Desde la estación de tren de Kloten se llega fácilmente a la estación central del centro de Zúrich en sólo 15 minutos.